Home

La casa del frente estuvo abandonada toda mi infancia. Vidrios rotos, puerta con óxido. Todo un paraíso para las incursiones infantiles en las que los niños del barrio probábamos nuestro carácter. Una vez encontramos una rata muerta con la barriga llena de gusanos. Otra vez creo que nos encontramos un paquete de cocaína, que quien sabe cuál de los vendedores había escondido allí. No nos lo llevamos, ni nada, la vida real no es una película de Tarantino. Nuestra aventura se bastaba con recorrer las habitaciones y esperar el anochecer cada vez más ansiosos: corría el rumor de que el fantasma del viejo propietario deambulaba perdido por el que fue su hogar. Nunca lo vimos, pero nos gustaba ese miedo.

Crecimos, claro, y la casa del frente la compró una empresa de bienes raíces que remplazó los vidrios, cambió el piso y la volvió presentable para el alquiler. Tuvo varios inquilinos en muy poco tiempo. El piso de abajo ha sido salón de belleza, local de comidas rápidas, tienda de variedades. Cada tanto lo desocupan. Se van sin dar explicaciones. El piso de arriba, que es el que tiene la terraza, lo han ocupado desde siempre los mismos. El vecino y la vecina. Jóvenes. Amigos pero no pareja, creemos. En la terraza sembraron una jungla y algunos amaneceres hacen fiestas hasta las tres de la mañana y tocan saxofón. Siempre salen en bicicleta. Una vez le dieron hospedaje a Perotá Chingó, y pude escuchar en directo y en privado tres o cuatro canciones desde el balcón de mi casa.

No sé si los vecinos sepan que su casa está embrujada, pero creo que no les molestaría. El gato de mi vecino, Totoro, se pasea por el balcón con una parsimonia encantadora. La vida, quizás, sí sea una película de Miyazaki.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s