Home

La ceremonia se contorsiona, consigue un giro estrambótico y empieza a masticarse los pies. Lenta e inexorable, con paciencia de celestina, roe los cimientos donde estuvo alguna vez sustentada y pronto desaparece todo aquello cuya presencia no es dientes. Una boca devorándose. Una boca mordiendo en el vacío. Una boca mascullando el vacío, conjugándolo, pidiéndole a los asistentes levantarse para el himno nacional.

Jamás creyó Rafaelito Cárdenas verse en la posición de soportar estoico -las manos a lado y lado del cuerpo, vista al frente, silencio y respiraciones coordinadas- los protocolarios misterios de una imposición de escudo. Jamás él, un Cárdenas hasta la raíz de las uñas, se figuró entre hombres con traje y mujeres maquilladas, esperando la llamada de su nombre capaz de liberarlo, breve tiempo, de la inmovilidad. Sobre el escenario avanzan los homenajeados, con torpe calma, reciben el certificado y sonríen ante las manos resbalosas del encargado de fijar los pines en sus pechos.

Rafaelito considera todo esto una pésima broma del destino, y agradece -si hay algo por agradecer- la ausencia entre el público de su barra de amigos. No consigue imaginar las bromas de todos si llegaran a enterarse de que él, entre los más el más ajeno, el más ateo, el más seguro de prender fuego a toda institución limitadora del individuo, él y justo él, Cárdenas hasta la raíz de las uñas, cuyo abuelo escupió al papa, deba en contados momentos sonreír al rector, recibir el escudito, y posar para la foto de estudiante distinguido.

El silencio del desfile le aplasta los pasos mientras sube al escenario. La solemnidad le pica, alérgica, en el fondo del paladar. Quiere estrechar la mano del rector para terminar rápido con esto, pero algo detiene al anciano. Gritos, júbilo. Alguien en la audiencia vocifera vivas y aplaude.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s